Bombshell

25.02.2021

Puedo entender porque se ha llevado el óscar de 2020 al mejor maquillaje. Las caracterización de los personajes, sobe todo de Charlize Theron y de Nicole Kidman como las presentadores Megyn Kelly y Gretchen Carlson es alucinante. No era consciente de ello hasta que las busqué, porque aquí no son conocidas y a menos que hayas seguido el escándalo de cerca, no sabes cómo son.

Pero para los estadounidenses, que veían esas caras todos los días, ha debido de ser brutal.

La película es interesante. Es cierto que se ciñe a lo que ocurrió (con algunas licencias, como el personaje de Margot Robbie) y por lo tanto no se le puede sacar mucho más, pero la interpretación es buena, la historia está bien contada, así, como pedí aprueba.

Ahora, tampoco da más de sí. No es una peli que se explaya en su parte artística, sino que es una película que se centra en la historia, y por ende, la situación que denuncia.

Porque si algo queda claro de mirar esta película, es el machismo imperante en la sociedad estado estadounidense (y por extensión en nuestra sociedad moderna) y más en un medio tan mediatizado como las noticias.

La misoginia, usando a la mujer cómo un objeto -- ese detalle de las piernas -- de cara al público (son todas copias las unas de las otras, un ejemplo perfecto del ideal de mujer W.A.S.P, y también la politización de los medios.

La Fox teniendo unos televidentes mayoritariamente republicanos, es decir , conservadores, lo que lleva a un ambiente de aparariencias constantes , que no es más que un reflejo de nuestra sociedad.

Esto se representa muy bien con el personaje de la compañera lesbiana démocrata del personaje de Margot Robbie (interpretado por Kate McKinnon).

Lo que decía que salta mucho a la vista que es ese modelo único de mujer, se sintetiza en el personaje de Robbie, que es completamente ficticio, y esa es la idea: es un estereotipo de las mujeres que trabajan ahí, un avatar más, no necesita ser real, necesita que se amolde al tipo de mujeres que la Fox presenta (y que entrará entre las muchas mujeres acosadas).

Finalmente decir que el actor que interpreta al dueño de la Fox (John Lightwow) transmite una sensación al mismo tiempo de fuerza y de vulnerabilidad, y eso le da una capa más de complejidad al personaje, que con su aspecto y su caída en desgracia nos hace por un segundo olvidar como se aprovechó de estas mujeres.

El mundo en el que vivimos...