Drácula, de Netflix (2020)

12.03.2020

Esta ha sido la primera de unas cuantas series de vampiros que he vi en el mes pasado. Podéis ver mis críticas completas al respecto en mi canal de Youtube.

Para resumirlo brevemente por aquí, ¿que nos propone Netflix?

Pues una serie corta, muy corta. Tres capítulos, aunque cada uno dura bastante, y sobre todo, capítulos muy intensos.

Es una relectura de la historia de Brahm Stoker, ya que empieza cómo la historia del inglés.

La cantidad de peripecias que se suceden en cada capítulo es abrumadora, y la verdad es que no debe de ser evidente meter tantos elementos sin aburrir al espectador. Y lo consigue. O casi.

De tres capítulos , dos son buenos. Es más, valen tremendamente la pena, y por ende os recomiendo verlos. El primero me tenía ultra intrigada, y no pude despegar los de la pantalla. En cuanto al segundo, me pareció sublime. Pero entonces llega el tercero y se estrella contra el suelo.

En mi opinión no solo es innecesario (su cierre me gustó, pero tragarse todo el capítulo para ello no vale la pena) pero es que se carga un poco el ambiente y la trama de los dos anteriores.

La idea es que empezamos como la historia de Stroker, pero con unas vueltas de giro muy interesantes que le da más profundidad a los personajes, y con varias sorpresas.

Es una vuelta al personaje clásico y de terror del rey de los no-muertos, una pena que se pierda ese espíritu a final.