Fragmentos del corazón

19.04.2021

A veces no se necesita un libro muy largo o muy profundo para que sea un buen libro.
Fragmentos del corazón es un buen libro, pero sobre todo es una buena lectura de las que se te hacen amenas y entretenidas y sinceramente si no fuese por el trabajo me lo habría leído en una tarde.
No es demasiado el tipo de libros que suelo leer ( me gusta el romance, pero más como sub-trama secundaria), pero es ¿realmente un libro de romance? Porque yo diría que es más que nada un libro real como la vida misma, un libro sobre lo que es ser una mujer en la vida actual, un libro sobre lo que nos puede ocurrir a todas (y a todos). Quizá es porque terminé la carrera hace dos años, y todo lo que cuenta el libro, la vida que viven las protagonistas, despiertan en mi tantos recuerdos que no puedo abordarlos todos, y vivencias, vivencias muy importantes y tan cercanas y a la vez lejanas y tan fundamentales - porque la carrera y la gente que uno encuentra o deja de encontrar en ella - dejan marca en cualquiera, que no he podido evitar sentirme identificada. Todo el tiempo, con todas las protagonistas (aunque mi preferida sea Tea).
Sin embargo, no creo que sea un libro exclusivo para universitarios, aunque si creo que es un claro reflejo de la sociedad milenial.
No quita que pienso que cualquier persona que lo lea, tenga la edad que tenga podrá, si por lo menos no identificarse, al menos entenderlo, y entender el mensaje. Los mensajes.
Porque si, al final, más que un libro de romance y sexo -que lo es - es sobre todo un libro reflexivo, y que en su corta extensión nos hace plantearnos varias preguntas importantes.
Y también es un libro de esos que te dejan con una buena sensación en el estómago.
Solo le veo dos defectillos, pero al final no son defectos gordos. El primero es que hay muchos cambios de punto de vista a veces en un mismo párrafo, y eso quizá no sea un defecto , pero a mi me chirría. Quizá soy muy cartesiana para estas cosas.
El segundo, es que a veces, la autora escribe la conclusión que hay que sacar de lo que acabamos de leer , y eso saca un poco de la lectura. Si el dialogo, la escena o el evento anterior nos lleva a la conclusión, no hace falta luego volver a escribirlo. Sabemos que es el mensaje que la autora está pasando, pero a veces es mejor sugerir, sobre todo que en este caso la chica tiene suficiente talento como para que su mensaje no pase desapercibido, así que queda un poco redundante.
Por lo demás muy bueno. Autora a seguir la pista.