SWORD ART ONLINE

07.03.2020

Que decepción.

Desde que el Geek Furioso de la Literatura (ver mi artículo sobre los Booktubers) hiciese una referencia hace mil años a este anime, me había quedado con las ganas de verlo.

Y empezaba muy muy bien.

Sale un nuevo videojuego al mercado, uno que propone una inmersión total de sus participantes, hasta tal punto que utilizan unos cascos de realidad virtual que escanea sus facciones de forma a poder crear el avatar más adaptado posible. Durante la primera prueba, algo falla. Resulta que todos los jugadores están atrapados. Es una trampa por parte del creador del juego, una persona de identidad desconocida y melanogama que les dice que la única forma de salir de ahí es superar todos los niveles. Si intentan desconectarse, morirán. Si los matan en el juego, morirán. De modo que la única forma de salir es ganar el juego. Pero es un juego que ni siquiera los beta tester han llegado a completar al 100%.

El protagonista es uno de los beta testers, que está tan metido en el mundo virtual ya que le permite evadirse del real y de su relación algo compleja con su hermano.

Es por lo tanto una premisa interesante, muy a la matrix. Que pena que se quede en eso, en un potencial enorme.

El protagonista es soso y aburrido, la historia de amor repelente e insulsa, los personajes secundarios no están lo suficientemente desarrollados cómo para que me sienta implicada.....en fin, podéis ver mi reseña completa aquí.

Ni me terminé la primera temporada....